top of page

¿LA CAFETERA MÁS SIMPLE? BY BATHTUB COFFEE - SIMPLIFY

Hace unos meses, nos pusimos en contacto con John, líder del proyecto Bathtub Coffee, ubicado en Japón, y quien ha diseñado una cafetera para la elaboración de café filtrado.

La cafetera, llamada Simplify, promete ofrecer una experiencia de café simple y sin complicaciones, tal como sugiere su nombre.

Decidimos ponerla a prueba y aquí te presentamos nuestras primeras impresiones.

Si eres un entusiasta de la preparación de café filtrado en casa y te consideras un #Pólvorageek en este ámbito, esta entrada seguramente te resultará muy interesante e inspiradora. ¡Es hora de dirigirse a la cocina y preparar una deliciosa taza de café para leerla cómodamente!



Antes de continuar queremos hacer una pequeña aclaración, nuestro objetivo de esta entrada es compartir nuestras impresiones sobre la cafetera Simplify sin entrar en detalles sobre su diseño o características específicas. Para obtener información detallada sobre la cafetera y su diseño, te recomendamos dirigirte directamente al siguiente apartado de nuestro sitio web. Te dejamos el link a continuación."




Realizamos varias extracciones siguiendo la receta recomendada por John, la cual consiste en utilizar 15 gramos de café molido fino para 230 gramos de agua, vertidos en un lapso de 30 segundos. Cuando mencionamos "molienda fina", nos referimos a que ajustamos nuestro molino para obtener una molienda un poco más fina que la que solemos utilizar para preparar café con el V60 o cafeteras de goteo.

En términos más técnicos, esto equivale a un tamaño de molienda que oscila entre 600 y 850 micras, representando aproximadamente el 26% del rango total de micras.


Medición de partícula con Omni Difluid



Esta receta sugiere una extracción muy rápida según nuestros estándares en Pólvora. Además, llama la atención que la receta recomiende verter el agua únicamente en el centro de la cama de café. Desde nuestra experiencia, realizar un único vertido en el centro suele resultar en extracciones muy débiles, con un contenido de sólidos disueltos (TDS) por debajo del 1%.

Sin embargo, decidimos probar esta receta con diferentes tipos de café, variando en procesos o fermentaciones.

Existe una estrecha relación entre el procesamiento del café y su solubilidad en la taza. Aunque reconocemos que estamos simplificando en gran medida esta relación, omitiendo las complejidades que implica el tostado, aquellos que han preparado cafés como el natural caliente Maragogipe en brew o el espresso chocolate saben a lo que nos referimos.



Estos cafés, cuando se extraen rápido y con temperaturas bajas, producen perfiles de sabor intensos e interesantes que se mantienen desde caliente hasta frío.


El tiempo de extracción resultó ser muy rápido para la mayoría de preparaciones, independientemente del tipo de café utilizado, oscilando entre 1.30 minutos y un máximo de 2 minutos. Sin embargo, un aspecto importante a destacar es que la velocidad de flujo de la extracción variaba considerablemente: inicialmente era muy rápida y luego se volvía muy lenta, especialmente alrededor del primer minuto, cuando la velocidad de caída de la extracción se volvía notablemente más lenta.

De hecho, comparamos la velocidad de flujo con la de un V60, ya que los conos suelen tener un ritmo de extracción constante. Descubrimos que, al principio, ambas extracciones iban a la misma velocidad, pero luego la extracción en la Simplify se volvía más lenta en comparación con el V60.



Nuestra hipótesis es que la combinación de una base plana y un área de salida amplia podría lograr una extracción más homogénea. Esto se debe a que permite una distribución más uniforme del agua sobre una mayor superficie de contacto con el café molido. Esta característica nos parece especialmente interesante para extraer cafés de alta densidad con mayor dulzura y complejidad.

Recientemente, pusimos a prueba la Simplify con un café Pacamara proveniente del Estado de México. Este café tiene un perfil muy intrigante, con notas que evocan el refresco de toronja y el mojito (para aquellos abstemios, ¡jaja!), con una intensidad notable. Utilizando moliendas finas que oscilan entre las 650 y 850 micras, logramos alcanzar un TDS (Total Dissolved Solids) del 1.30%, un resultado que nos sorprendió gratamente. En comparación con las cafeteras de cono convencionales, descubrimos que la Simplify nos ofrecía una mayor complejidad y fuerza de extracción.


En resumen, nuestra experiencia con la Simplify nos ha dejado inquietos con su capacidad para ofrecer resultados excepcionales en la extracción de cafés de alta densidad. Estamos emocionados por explorar aún mas las posibilidades que esta cafetera nos ofrece y compartir nuestros hallazgos con nuestra comunidad.


Regresando un poco a la receta que nos propone el inventor es crucial destacar que una gran cantidad de café queda adherida a las paredes del filtro, como se muestra en la siguiente fotografía. Además, el flujo de agua dirigido al centro no logra abarcar toda la molienda, a diferencia de cuando se realizan vertidos en círculos. Este fenómeno es especialmente notable en el caso de cafés recién tostados.




Es importante mencionar que al hacer un vertido con una jarra de cuello de cisne, no se logra humedecer toda la molienda de manera uniforme realizando solo un vertido al centro. Sin embargo, al usar una jarra sin el cuello para dosificar el flujo, es más fácil realizar este vertido único de manera más eficiente. Esto resulta útil para aquellos que no cuentan con una jarra que dosifique el flujo de agua, ya que la forma plana de la cafetera Simplify puede facilitar una mejor extracción en comparación con los conos al hacer un solo vertido al centro. Además, es una forma rápida y sencilla de preparar café por las mañanas con cualquier jarra de agua.


Sin embargo, si eres un entusiasta del café y disfrutas experimentando con diferentes métodos de preparación, es posible que la información anterior no sea suficiente para satisfacer tu curiosidad.

Por esta razón, en las próximas publicaciones, compartiremos contigo algunas recetas y recomendaciones adicionales para que puedas sacar el máximo provecho de todas las características y virtudes de la cafetera Simplify.

En primera instancia, mantenemos nuestras reservas sobre si la técnica recomendada por John funcionará para la gran mayoría de cafés, especialmente para los cafés lavados o de fermentación láctica.


Sin embargo, para los cafés con de estilo funky y frutos rojos, notamos que, a pesar de tener un contenido de Sólidos Disueltos Totales (TDS) por debajo del 1%, el café exhibía una expresión de sabor notable que resultaba agradable para disfrutar por la tarde.


No deseamos extender más este artículo y agradecemos que hayas llegado hasta esta parte. Por ahora, simplemente queríamos compartir contigo nuestras primeras impresiones sobre la cafetera Simplify basadas en nuestra exploración con la receta sugerida por Bathtub Coffee.

Lo siguiente que tenemos planeado es explicar una receta que hasta el momento nos ha funcionado mucho mejor. A continuación, vamos a describirla brevemente, y en una futura entrada de blog, daremos una reseña mucho más técnica de la receta para que aumentes tu conocimiento sobre la preparación de café filtrado.





INGREDIENTES:


15 g de café "ORGULLO PUEBLA" (molido fino) (664 micras promedio)

250 g de Agua a 90 ºC


PREPARACIÓN:


PRE INFUSIÓN 50 g de agua a un POURING RATE de 5 g x segundo


Esperar 30 segundos


PRIMER VERTIDO PARA EXTRACCIÓN


  • 100 GRAMOS con un patron de vertido en líneas de lado a lado POURING RATE 8 g x segundo


Esperar a que filtre la mayor parte de agua


SEGUNDO VERTIDO


  • 100 GRAMOS con un patron de vertido en lineas de lado a lado POURING RATE 8 g x segundo


Esperar a que filtre y ¡Listo!


  • POURING RATE se refiere a la velocidad a la que se vierte el agua sobre la cama de café


LINK DE COMPRA DEL CAFÉ PARA LA RECETA




121 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page