top of page

“Un recorrido largo que nos ha llevado al camino que queremos”

Actualizado: 5 may 2021


Hace ocho años comenzamos nuestra aventura empresarial a través del café. Nuestro objetivo era fungir como un puente que permitiera estrechar el arduo trabajo del productor con elbebedor de café en la ciudad. A casi una década de esos inicios, nos hemos preguntado en esas mañanas de café, antes de comenzar las órdenes del día de nuestros clientes, —que juegan ese rol tan importante del llamado “consumidor final”— si hemos logrado conseguir ser ese puente. La respuesta es que “tal vez sí” y si esto es verdad, lo hemos tenido que construir de una forma que jamás lo imaginamos. Esto, porque tuvimos que forjar nuevos principios y valores que nos llevaron a diferentes formas de trabajo.

Cuando comenzamos, no había tantas tostadoras como ahora lo hay, era difícil aprender en una tostadora ajena y se tenía que elegir esas formas de trabajo que encuentras en los típicos libros de cultura empresarial. Lo que hacíamos en ese entonces era comprar café, pagándolo de acuerdo a la calidad del grano, si no cumplía con nuestros estándares cualitativos, simplemente no se hacía la compra. En caso de que si decidiéramos comprar el grano, se acordaba un precio de compra con el productor para poder pagarle el famoso “precio justo”. Sonaba bien. Simple y lógico, ¿no lo crees? Sin embargo eso dio un giro inesperado, cuando conocimos en el 2017 a Raúl Díaz de Matapalo Beneficio de Cafés y a la familia Beristain. Ambos proyectos se dedican a la producción de cafés verdes. Por un lado, Raúl se dedica a procesar y trabajar con productores de Siltepec en el estado de Chiapas. Por el otro, la familia Beristain es productora de café, desde hace muchos años, en el municipio de Totutla, Veracruz.

(De izq. a der.) Raúl, de Matapalo y Rafael Beristain - Compartiendo técnicas de producción.

Sin embargo, Raúl y Rafa, quien es nuestro

contacto principal con la familia Beristain, tienen el entusiasmo de aprender, compartir y trabajar en equipo para intentar mejorar prácticas de procesamiento para conseguir mejores cafés.

Y fíjese que hemos dicho “intentar” porque muchos de esos intentos muchas veces no resultaron cien por ciento satisfactorios. Rápidamente nos dimos cuenta que el entusiasmo y las ganas de hacer cosas

distintas no iban a ser suficientes, así que nos hemos capacitado, hemos aprendido y compartido conocimiento.


Pero antes de llegar a eso, teníamos que elegir entre seguir con nuestras medidas de control de calidad y con nuestras políticas para la compra de nuestra materia prima principal o el de crear un proyecto integral para poder mantener esas ganas, que además eran mutuas para conseguir mejores cafés.


Por supuesto que hemos elegido esta segunda opción, y la tomamos pensando en lo que queríamos cuando comenzamos Pólvora. Fue una decisión difícil, que costó dinero, pérdidas de activos y lo más complicado fue perder algunos clientes. Sin embargo, sin saberlo en ese momento, fue una apuesta a largo plazo, donde hemos ganado experiencia, nuevos y más clientes que han valorado este gran esfuerzo y lo más gratificante es que nos ha dejado una forma de trabajo que nos hace sentir que dedicar la vida al café vale la pena, porque ahora no somos solamente compradores de café verde. Somos un proyecto integral con y con la familia Beristain y queremos que sea con muchos más productores de México, porque creemos que a partir de trabajar en equipo no sólo aumentamos las posibilidades de que llegue, hasta tu casa o cafetería, un mejor café para tus clientes o para tu familia, sino también que la cafeticultura de nuestro país se vea favorecida.



247 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

2 Comments


Sin duda la calidad es importante , pero sin visión ni intención solo sería un lujo

Like

Si qiieres llegar rapido ve solo. Si quieres llegar lejos ve acompañado.

Like
bottom of page